Leticia Feippe

semiosis ilimitada

El papel y el placer 2

Si este libro se transformase algún día en obra de teatro, perfectamente podría, al menos durante unos segundos, convertirse en una pieza de luces apagadas, muchos olores y sutiles caricias a los espectadores. No es que crea que lo erótico o lo sensual impliquen renegar de algunos sentidos.  En absoluto.  Quienes ven y quienes oyen tienen la posibilidad de percibir miradas y de oír formas de discurso que solo se dan durante una relación sexual (relación y sexual en el más amplio sentido de cada término).  Sin embargo, considero que para representar la fuerza que tienen algunos episodios de estos cuentos de El papel y el placer 2, donde los olores de la escena, el sabor de los cuerpos y el tacto oportuno son las figuras, no estaría mal priorizar otros sentidos menos explotados.  Si este libro fuera una obra de teatro a oscuras y en silencio, el público, privado de ver y de oír, no tendría más remedio que sentir lo que estuviera sucediendo en el aire.

This entry was posted on Tuesday, September 6th, 2016 at 7:00 pm and is filed under Cuentos. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply





XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>